Lun. May 16th, 2022

La respuesta es que sí, por supuesto que puedes. Al contrario de los mitos urbanos que ruedan por ahí que dicen que el pole te pone tiesa, ¡más bien te haces más flexible! La razón principal se debe a que como parte del calentamiento y estiramiento de cada clase, la instructora te pedirá que elongues, y si es algo que no solías hacer, de una vez activarás tu flexibilidad, la cual se incrementará con el pasar de las semanas.

Incluso, pueden haber clases enfocadas sólo en obtener más flexibilidad, ya que muchos pasos así lo requieren: splits, flexibilidad de hombros y arco, por ejemplo. El hecho de que estés construyendo músculos no significa que te vuelvas más rígida. En pole vas a aumentar tu masa muscular y al mismo tiempo mejorar tu flexibilidad.

Por ejemplo, las gimnastas son fuertes y flexibles a la vez. Basta con ver a la actual Campeona Mundial de gimnasia artística, Simone Biles, para saber de qué hablo:

Ok, está bien, ellas tienen toda su vida entrenando… un ejemplo entonces de alguien en pole… en Venezuela… ah y masculino (que dicen que son menos flexibles que las mujeres). Aquí el actual campeón Élite, Jorge campos:

¿Aún no te convences? Asiste a una clase de pole y compruébalo tú misma. Claro, con una no bastará, tendrás que entrenar por algunas semanas para que veas que sí se puede.

 

Ermelinda Maglione

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *