Lun. May 16th, 2022

Todas las chicas experimentamos de vez en cuando “esos” días en los que no nos sentimos del todo bien, y a veces lo último que queremos hacer es ejercicio.  Sin embargo, ¿sabías que el ejercicio te puede hacer sentir mejor?

Muchos estudios han demostrado que las mujeres que se mantienen activas durante el periodo tienen menos síntomas desagradables que las que no hacen nada. Esto se debe a que cuando te ejercitas el organismo comienza a liberar endorfinas, las cuales funcionan como analgésico natural para el cuerpo y además mejoran el humor. Se sabe que el ejercicio también ayuda a que se reduzca la fatiga, la tensión e incluso los antojos de comida que dan durante estos días. Así que no hay motivos para que no te ejercites durante el periodo.

Si bien es cierto que podemos realizar cualquier ejercicio, también lo es que en esos días nuestra energía no es la misma y que no todas las mujeres nos sentimos de la misma manera durante el periodo, por esta razón en estos días tenemos que escuchar con más atención a nuestro cuerpo.

De acuerdo con lo anterior nos preguntamos, ¿se puede practicar pole dance durante esos días? Siendo el pole dance un ejercicio en el que se deben realizar movimientos de fuerza e inversiones, se podría llegar a pensar que no es recomendable realizar esta actividad durante el periodo porque tiene un alto impacto sobre el cuerpo, pero no existe ningún estudio que afirme esto. Por el contrario, varios ginecólogos afirman que realizar la actividad física que nos gusta (en este caso el pole dance) alivia los síntomas. Sin embargo hay que ser siempre cuidadosa.

En el pole dance se debe tener cuidado con las inversiones especialmente. La Dra. Mary Schatz dice que las inversiones (paradas de manos, inversiones en el pole, paradas de cabeza, etc.) por un tiempo prolongado podrían causar congestión vascular y aumentar el sangrado que viene de las venas uterinas. Aunque para practicar pole dance se deben realizar muchas inversiones se recomienda que durante el periodo se eviten lo más que se pueda o en tal caso de que se deban realizar que no excedan a un tiempo de tres minutos seguidos con un descanso posterior de algunos minutos más.

De esta manera se concluye que cada mujer puede decidir qué ejercicios va a realizar durante el periodo, ya que no existe un gran riesgo, siempre y cuando se preste la debida atención a nuestro cuerpo y a lo que sentimos, teniendo conciencia de nuestro nivel de energía al realizar cada actividad para no sobre esforzarnos.

Andrea Movilla

 

 

 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *