Mié. May 18th, 2022

Si bien es más fácil hacer paradas de mano cuando se es niño o adolescente, puedes aprender a hacerlas ya de adulto. ¿Y para qué? Bueno, porque los beneficios son muchísimos, especialmente si estás practicando pole.

Hay instructores que incorporan dentro del calentamiento y acondicionamiento previo a la clase numerosas paradas de mano con diversos objetivos. Bárbara Caroli, instructora de pole fitness certificada y directora de la academia caraqueña Cynara Fitness, se ha dedicado a otorgar talleres de paradas de mano para el pole desde hace un tiempo, con mucho éxito y nos comenta que el fin principal de realizarlas es aumentar la fuerza para los trucos del tubo.

ouch
Bárbara Caroli

 

Además, según Bárbara, la realización continua de paradas de manos es crear más fuerza en los hombros, parte superior de la espalda, zona central y pecho. «Como usamos nuestro peso sobre los brazos extendidos, vamos agarrando más fuerza para el pole», dice la instructora que además agrega que ayuda también a crear conciencia corporal y a comprender los movimientos de ora manera, ya que estamos de cabeza, y eso es muy común en la práctica del pole.

Las paradas de mano te enseñan también qué debes ajustar, apretar o relajar para mantener la postura, asegura Bárbara. Otro beneficio es mejorar el flujo sanguíneo porque estamos de cabeza, que. de acuerdo con el sitio web iMujer «causará que te sientas reanimada, feliz y muy llena de energías», es decir, mejorará tu estado de ánimo.

Por supuesto, no se puede dejar por fuera el beneficio de mejorar el equilibrio. Si haz intentado paradas de mano alguna vez, sabrás lo difícil que es mantenerse en la postura sin caerse, por lo que esta continua práctica te ayudará a mantener el cuerpo en equilibrio cada vez más. Puedes hacer paradas de mano tres veces por semana y la cantidad de repeticiones va a depender de tu propia resistencia. «Puedes empezar a tratar de sostener tres veces la misma postura, bien sea de cabeza, antebrazos o con los brazos estirados», recomienda Bárbara.

¿Qué otro beneficio agregarías tú? ¿Cuál ha sido tu experiencia con las paradas de mano?

Ermelinda Maglione

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *