Dom. May 22nd, 2022

La verdad es que es muy difícil evitar que te salgan callos en las manos cuando practicas Pole Dance. Los cayos surgen por acumulación de queratina en la piel cuando realizamos alguna actividad que produzca roces o fricciones anti naturales y de forma excesiva. Para protegerse, la piel produce capas duras llamadas callos o hiperqueratosis.

La fricción que se produce al utilizar el tubo cuando giramos y cuando nos agarramos fuertemente en diversos movimientos nos suele producir callos en los dedos y manos, pero, a pesar de que no suelen verse muy bonitos, ¡no te los vayas a remover! Los callos protegen las manos y hacen que no nos duela la fricción al sostenernos del tubo, en otras palabras, los callos aparecen para ayudarnos.

Existen guantes que puedes usar si te duelen mucho las manos, o incluso para resbalarte menos, pero lo ideal es que dejes crecer el callito para que la piel se acostumbre al roce. En algunos casos los callos pueden ser dolorosos y con una lima o tijera de uñas pudieras rebajarlos un poco para disminuir el dolor, sin embargo, al volver a tu clase de pole, los mismos crecerán nuevamente. La única manera de evitar que te salgan es que dejes de practicar Pole Dance, y sabemos que eso no es lo que deseas hacer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *