Mié. May 18th, 2022

Lo que comas antes o después de tus prácticas de Pole Dance influirá en la forma que te sientas, en la resistencia y resultados de la misma. Trataremos de darte los mejores consejos para que los sigas y aprendas una forma más saludable de complementar tus actividades físicas.

Si tus prácticas son por la mañana, lo más adecuado es que desayunes algo equilibrado y completo al menos una hora antes de entrenar. Recuerda comer ligero para que tu estómago lo digiera fácilmente. Por otra parte, es esencial que tengas en tu cuerpo una buena cantidad de proteínas, esto también dependerá de tu peso y el nivel de intensidad que le dediques al Pole Dance ese día.

Al finalizar tus prácticas debes, una vez más, consumir proteínas para que tus músculos se repongan luego de una actividad como esta. No es necesario que comas grandes cantidades de comida, lo importante es obtener la medida necesaria para retomar energías y seguir adelante. Podría ser: leche baja en grasa o algún yogurt sin sabor, recuerda que es sólo para alejar el cansancio. También el pescado, los huevos y carnes blancas funcionan si tienes un poco más de hambre alguna vez.

Lo más importante antes, durante y después de los entrenamientos de Pole Dance es el AGUA, ella es esencial para que repongas todo el líquido perdido. Evita las bebidas energéticas, ellas te reponen pero integran a tu cuerpo una cantidad de azúcar y calorías que no son buenas. Es ideal estar hidratada y seguir siendo saludable en todo momento, ¡inténtalo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *