Vie. May 20th, 2022

El pole fitness continúa ganando tribunas y espacios en el mundo entero y cada vez es más visto como una actividad asociada al desarrollo deportivo y artístico. En nuestro país son muchísimos los nuevos institutos de formación de pole dancers que se han abierto recientemente, y el número va en aumento. Ahora, si bien es cierto que cada vez hay más academias y centros de entrenamiento, y más lugares donde practicar, ¿por qué nos gusta tanto salir a la calle a hacer lo que hemos aprendido en el salón de clases? ¿Por qué hacemos pole urbano?

Como bien sabemos, el pole tuvo sus orígenes en antiguas prácticas orientales, como lo son el llamado mallakhamb (desarrollado en la India desde el siglo 12), el mástil chino, y las acrobacias de los antiguos circos, que fueron adoptadas mucho tiempo después por bailarinas exóticas en bares y clubs de strippers, a lo cual se debe esa “mala fama” que muchos dan al pole. Tal vez por ese tema tabú que ha envuelto erróneamente a esta disciplina es que existe en todo pole dancer un deseo inherente de mostrar al mundo lo que ha aprendido.

El pole dance se trata de una actividad física que trabaja de manera muy completa el cuerpo, y que además puede ser admirada al punto de convertirse en una demostración de arte sin ser vulgar. Es por ello que

en cada oportunidad que tienen, los pole dancers de todas partes del planeta toman un espacio público, ya sea un parque, calle, plaza o avenida, incluso cualquier andamio o poste, hasta las barras del metro,

para hacer una demostración y crear conciencia de que estas acrobacias y destrezas, lejos de ser inapropiadas, constituyen una prueba de fuerza, habilidad y control digna de ser admirada, y una rutina deportiva que debe ser respetada como cualquier otra. Y lógicamente, además de querer dejar en claro el orgullo que representa esta disciplina, está presente la satisfacción de ser capaces de lograr movimientos muy complejos, razón de sobra para querer que el mundo entero sea testigo del talento acrobático que han adquirido gracias a la práctica del pole.

Tan importante es para el atleta y el artista de pole realizar pole urbano que en México desde hace ya varios años se instauró un día nacional para celebrarlo gracias a la convocatoria de distintas academias, en el que pole dancers de todas partes de ese país salen a festejar haciendo sus mejores pasos y figuras en los postes y tubos que encuentran en la calle. En Argentina tienen por costumbre salir a hacer lo propio anualmente con todas las selecciones participantes del South America Pole Championship por las calles de Buenos Aires unos días antes de la celebración del campeonato. ¿Será que en Venezuela nos animamos a celebrar nuestro “Día Nacional del Pole Urbano”? En 2014 promovimos una actividad de pole urbano en el Parque del Este de Caracas el 3 de agosto… quizás podamos tomarlo definitivamente como nuestro Día Nacional de Pole Urbano en Venezuela, ¿qué opinas?

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *