Mar. May 17th, 2022

Acabamos de tener un excelente fin de semana de pole en nuestro país , nada más y nada menos que el Campeonato Nacional de Pole Vzla 2015 en su tercera edición y pueden haber ocurrido varias cosas:

1. Sintieras la chispita de querer competir el año que viene o en el próximo evento disponible.

2. Reafirmaras tu posición de no competir nunca jamás… o al menos no por ahora.

3. Tus amigas te presionan para que compitas porque «eres una dura», «hay que vivir la experiencia» o «todos tienen que competir alguna vez».

Sea cual sea tu caso, competir o no competir está bien. No es necesario hacerlo, puedes seguir entrenando en pole todo el tiempo que lo desees sin tener que anotarte en un evento de estos. ¿Por qué? Por las siguientes razones:

1. Porque todos lo hagan no significa que tú también tengas que hacerlo.

2. Entrenar para competir es agotador, además de que consume mucho tiempo, genera estrés, puedes lesionarte y nada garantiza el premio.

3. Muchos premios para los vencedores consisten en representar al país en otras competencias, generalmente de más nivel y en otro país. Si no quieres tener que seguir compitiendo, de llegar a ganar, mejor no te inscribas.

4. Competir no solo requiere tiempo sino también dinero. Para entrenar, para el traje que usarás, para el maquillaje y peinado, para cubrir posibles lesiones, para las entradas de quienes te irán a ver durante tu presentación.

Así que, no te sientas mal, obligada/o o culpable si decides que no quieres competir ahora, o quizás nunca en tu vida. Recuerda que el pole debería existir como disfrute, no debe ser una pesadilla. Si competir simplemente no es lo tuyo, ¡está bien también!

Foto cortesía: Daniela Ferrer

Por admin

2 comentarios en «¿Por qué está bien no competir en pole?»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *