Vie. May 20th, 2022

Se dice que el pole es para todas las personas, sin importar su género, condición física o edad, lo importante es tener el entusiasmo y las ganas de practicarlo. Pero, sabiendo que se trata de una actividad física bastante exigente, ¿realmente hasta qué edad se puede practicar?

Quizás la mejor respuesta a esta interrogante viene dada por el testimonio de muchos pole dancers alrededor del mundo que, aun teniendo 40 años de edad o más, practican esta disciplina e incluso se han aventurado a conocerla en ese momento de sus vidas. No en vano muchas competencias en el mundo incluyen categorías para personas mayores de 40 años, precisamente porque cada vez se presentan más participantes que alcanzan o superan este rango de edad.

Se pueden citar innumerables ejemplos de pole dancers que han llegado a la mediana edad y continúan con la práctica de este deporte. Uno de los más conocidos es el de la americana Greta Pontarelli, quien a sus 64 años lleva ya 5 practicando pole, y ha resultado ganadora de varias competencias internacionales en su categoría. Si bien Greta tenía a su favor el haber practicado gimnasia y artes marciales anteriormente, es admirable el haberse iniciado a los 59 años en el pole y que no haya permitido que su edad se convirtiera en una limitante. ¿Lo más sorprendente de su historia? Greta descubrió el pole cuando fue diagnosticada de osteoporosis, buscando un ejercicio enérgico que fortaleciera sus huesos, pero que fuera más divertido y completo que levantar pesas.

Y es que el paso del tiempo no tiene que significar necesariamente disminuir la velocidad ni dejar de intentar hacer algo nuevo. Lógicamente comenzar a practicar pole dance a una edad avanzada debe realizarse con las precauciones pertinentes, siempre escuchando las indicaciones del instructor y prestando debida atención a cualquier dolor o molestia. Si se practica de esta manera, puede traer muchos beneficios para la salud, entre ellos el desarrollo de la zona media del cuerpo y de la flexibilidad, elementos claves para mejorar la condición física por el resto de la vida.

Así que ya sabes, si tienes más de 40 años y quieres practicar pole, ¡anímate! Recuerda que nunca es demasiado tarde para hacer algo que te gusta, y con el pole dance te divertirás mientras mejoras enormemente tu capacidad corporal, lo que repercutirá favorablemente en tu salud. Y si ya lo practicas a esa edad, no dejes de compartir con nosotros tu experiencia.

Crédito fotográfico: Huffington Post

2 comentarios en «Pole Dance después de los 40»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *