Mié. May 18th, 2022

Amas el pole pero… tu familia no tanto. Cuando decidiste, de forma muy emocionada, comentarles que lo querías practicar les preguntaste: «Mamá, papá, ¿saben lo que es el pole dance?» y en lugar de recibir una respuesta positiva te encontraste con «eso es de prostitutas; no entiendo cómo alguien deja que sus hijas lo practiquen; los hombres que lo hacen son gays» y se te cayó la sonrisa de la cara.

¿Es o ha sido tu caso? Si tu respuesta es positiva entonces es posible que hayas tenido que comenzar a practicarlo a escondidas de tu familia… porque sencillamente las ganas superaban lo que tu entorno piense de ti. Habrás tenido que decirles que comenzaste en el gimnasio cuando empieces a tonificar tus brazos, o que estás haciendo «crossfit» para justificar los moretones pero llegará un momento en que lo mejor será que les digas la verdad.

No debe ser tarea fácil, pero si amas el pole, no debería darte vergüenza que el mundo sepa lo mucho que te gusta, cuánto ha cambiado tu vida y lo positivo que ha sido para ti. Pero, ¿cómo hacerlo? Si ya eres mayor de edad, tu familia debe entender que ya puedes y debes tomar muchas decisiones por tu cuenta. Quizás el problema sería que no te quieran dar más el dinero para pagar tus clases, en caso de que no las estés pagando tú. En ese sentido, lo ideal es que tengas un plan B para que no dejes de faltar a tus entrenamientos (encontrar un trabajo), o busca una academia más económica.

Puede ocurrir que te «prohiban» seguir haciendo pole. En ese sentido puedes invitarlos a que vean videos (los más fitness posibles) en internet para que vean que se trata de algo similar a la gimnasia, no se hace con fines sensuales (si no se desea) y que requiere de alto entrenamiento físico. Hazles una demostración en privado con tus mejores trucos. No te vayas a menear inapropiadamente frente a tus papás, les dará la idea errónea. Si no tienes tubo, pide uno prestado, o invítalos a una clase en tu academia.

Muchas de las personas que poseen un concepto errado sobre el pole dance como actividad física es porque tienen miedo a salirse del statu quo y del «qué dirán». Vale la pena recalcar que la gente en general siempre va a hablar de una forma u otra y es mejor vivir tranquilo sin preocuparse sobre lo que los otros piensen o digan… al final ellos se lo pierden, ¿cierto?

En lugar de hacer pole a escondidas lo mejor es tener una sincera conversación donde les explicas a tus padres por qué te gusta tanto el pole,

cómo llena/cambia tu vida y lo importante para ti que es practicarlo. Ah, y enfatizar que no es de tu interés bailar como stripper en bares.

Por admin

Un comentario en «Pole a escondidas: cuando tu familia no aprueba que lo practiques»
  1. ¡Me pasa! o mejor dicho, ¡Me pasará!, hace un tiempo le mostré a mi mama un video en ig de una pole dancer, el video terminó y me miró dudosa… siempre me ha gustado la natación y la gimnasia, pero por cuestiones de falta de instalaciones en mi estado nunca me animé, además está el hecho de que siempre mis papas me dijeron que estaba muy grandecita para cuando me quería iniciar en ellos, so, lo mismo pasó con esto, me dijo mi mamá que esto llevaba tiempo de práctica… pero no fue eso lo que me desanimó, ya que he visto a chicas de mi edad empezando en pole, en realidad fue la renuencia a ello:(, me dijo que era algo muy… demostrativo y muy atrevido… ellos siempre han sido muy estrictos así que creo que ven esto como que estan invirtiendo en una stripper… añadiendole que nunca he sido muy tranquila o tímida jajaja… en fin, eso me quitó los ánimos de plantearselo a mi papá… esperaré a poder conseguir alguna fuente de dinero propio para costearlo por mi cuenta y no tener que enfretarme a las negativas de ellos. Pero me molesta y me entristece porque es tiempo que podría estar aprendiendo en pole:(

    Pd: Me encata esta página, ¡Hacen que me enamore más jaja, miles de besitos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *