Mar. May 17th, 2022

Hace poco compartimos con ustedes un artículo acerca de las posibilidad de practicar pole dance después de los 40 años, y en él señalamos que en efecto el pole es una disciplina que no tiene límite de edad, siempre que se practique de manera adecuada. Hablamos de Greta Pontarelli, atleta norteamericana que practica pole a sus 64 años e incluso participa en competencias internacionales. Y resulta que en nuestro país también contamos con pole dancers que no ven limitaciones en su edad y han decidido convertir el pole fitness en parte de sus vidas después de haber cumplido 40 años.

Mirian Guanda es de Caracas, tiene 42 años y medio, trabaja como analista de sistemas y es además facilitadora de yoga contemporánea. Tiene dos hijos y una hermosa nieta de 2 años, y hace casi 2 años comenzó a practicar pole y quedó flechada por esta disciplina. Posee una flexibilidad increíble y un nivel para realizar figuras de pole verdaderamente asombroso, derrocha fuerza y destreza en cada movimiento, y es además toda una pole dancer de corazón. Conversamos un poco con ella acerca de su experiencia y esto fue lo que nos contó:

  • ¿Cuándo y cómo te iniciaste en la práctica del pole?
  • A finales del 2013, en ese entonces hice un taller de sensualidad promocionado por Venezuelan Pole Institute a través de Cuponmania.com. Al finalizar el taller, una de las dueñas de la academia hizo una pequeña secuencia para mostrarnos lo que se puede realizar en una barra de pole, y quedé sorprendida. Pocos meses después fui a la graduación de pole de una amiga y nuevamente quedé impactada. Sin perder más tiempo comencé a buscar por internet academias que ofrecieran clases en las mañanas y que cada clase durara mínimo hora y media, no me fue fácil dar con las expectativas que estaba buscando, pero finalmente conseguí a la academia Pole Art Rebeca, dirigida por la profesora Rebeca Sánchez, y fue allí fue donde realmente me enamoré del pole dance.
  • ¿Practicabas algún otro deporte anteriormente?
  • Practicaba ejercicios de tonificación en un gimnasio. No puedo decir propiamente que realizara otra actividad porque a pesar de ser facilitadora de yoga, no hago el entrenamiento que hacen mis instructores yoguinis, sólo me dedico a dirigir la clase y alinear o corregir posturas.
  • ¿Has sentido alguna limitación con respecto a tu edad al hacer pole?
  • En lo absoluto, no hay nada que no me atreva a intentar. El tener la edad que tengo me ha impulsado a ser una aprendiz apasionada, ya que aprovecho cada segundo para sacar una postura o giro, trato de no dejar nada para después. Éste es mi tiempo, mi momento. Vivo el ahora al hacer pole dance.
  • ¿Has competido alguna vez?
  • Iba a competir pero tristemente no pude hacerlo, sufrí una luxación clavicular por una caída desde la figura del monkey, dos días antes del campeonato del año pasado (2014). Lloré al enterarme que mi lesión requería inmovilización total del hombro por 21 días, literalmente lloré.
  • ¿Está en tus planes seguir practicando pole?
  • Totalmente, claro que pienso hacerlo, para que mi nieta Fabiana y yo vayamos juntas a entrenar.
  • ¿Qué le dirías a las personas que creen que ya están «muy mayores» para hacer pole dance o cualquier otra actividad física?
  • Les diría que ojalá tengan la dicha que encontrar a un buen instructor que crea en ellas y en su potencial, ese que da el tesón consecuente y constante y que te demuestra que puedes expandir tus alas que no están gastadas aún, y así volar alrededor de una barra de pole. Aprovecho la oportunidad para agradecer infinitamente a mi profesora, Rebeca Sánchez, por haber hecho eso por mí.

En Pole Dance Venezuela nos sentimos felices de ser una ventana para dar conocer ejemplos como el de Mirian, ampliamente motivadores y de mucho orgullo, que dan al pole dance la imagen de disciplina deportiva y artística que siempre buscamos. Esperamos poder verla pronto practicando con su nieta Fabiana y tenerlas a ambas como invitadas en nuestro sitio web y en eventos.

Fotos cortesía Mirian Guanda.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *