Dom. May 22nd, 2022

Quienes practicamos de forma cotidiana el Pole Dance tenemos que tratar con personas que aún sabiendo los beneficios de esta disciplina, siguen relacionándola con fines sexuales o de otra clase.

Últimamente hemos conocido casos de niños que practican pole, y se les da muy bien. La respuesta de un pequeño al ver una barra de Pole Dance es principalmente recreativa, por eso es injusto absorberlos con tabúes sin sentido.

El Pole Dance para niños, es un ejercicio completo, lleno de alegría, baile, danza y creatividad. Puede ser también una disciplina que requiere de mucho entrenamiento o habilidades que se dan con el tiempo. Empezar a practicar pole desde la niñez es una idea que va creciendo lentamente, pero con firmeza.

No todo es negativo, actualmente existen padres que se sienten a gusto con los resultados que el Pole Dance ha tenido con sus hijos. Hace poco conocimos a Marddys, mamá de Chantal Ruiz, una niña que con tan solo siete años de edad, hace pole como una profesional.

“Cuando me dicen que está mal que mi hija haga Pole Dance, explico a las personas que esta es una disciplina deportiva muy completa”, comenta Marddys con mucho orgullo, ya que ella también es parte de este mundo donde el arte y la cultura se hacen presentes a través del baile.

Actualmente Chantal entrena unas tres horas diarias, aún no ha participado en ninguna competencia y sus habilidades para crear coreografías crecen cada vez más, según su mamá. Por la falta de academias de Pole Dance para niños, Marddys creó “Chanty Pole Center” (Urb Nva Casarapa, Guarenas Estado Miranda), lugar donde ella misma imparte clases a pequeños interesados en la disciplina.

Sin duda, el Pole Dance es parte de la vida de Chantal y su familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *