Sáb. Oct 1st, 2022
hiperhidrosis

Luego de dejar de lado los prejuicios y el temor a las lesiones típicas del pole dance, muchas poleristas deben enfrentar un nuevo desafío y no es precisamente un jurado en una competencia. Nos referimos a una reacción natural de nuestro cuerpo que, para algunas personas, puede manifestarse de manera un tanto exagerada. Sí, se trata del sudor o en este caso, la hiperhidrosis.

En efecto, hablamos de una de las grandes preocupaciones de las bailarinas de barra. Y aunque el tema de la estética y el temor a lucir demasiado agotada en el escenario parezcan las razones más obvias, hay mucha tela para cortar. Estos temas se quedan cortos frente a los riesgos que supone la emanación continua de sudor y, por supuesto, el impacto que tiene sobre el desempeño y las relaciones con las compañeras de práctica.

Pero en Pole Dance Venezuela estamos para ayudar así que decidimos crear este post con información útil para las personas a las que la transpiración y/o la hiperhidrosis las limita de practicar esta disciplina. Y, para empezar a aliviar preocupaciones, lo adelantamos desde ya: sea cual sea el caso, existen soluciones. ¿Quieres sabes cuáles son? Vayamos paso a paso.

¿Qué es la sudoración?

Todos la producimos, todos sabemos qué es, pero irónicamente, es un tema sobre el que pocos están dispuestos a hablar con la verdad. Sin embargo, la sudoración, también conocida como transpiración, es un proceso por el que deberíamos dar gracias a la madre naturaleza. Gracias a ella, nuestro cuerpo no sucumbe a las altas temperaturas, ya se trate de un día caluroso o de una sesión de spinning.

Siendo más técnicos, es el proceso mediante el cual las glándulas sudoríparas del cuerpo liberan un líquido transparente y salado que, a pesar de común, genera mucho rechazo. Pero no importa cuánto intentemos negarlo; siempre lo necesitaremos. Es un mecanismo de regulación térmica vital para nuestra salud y buen funcionamiento.

Como muchos saben (y no lo nieguen), la sudoración ocurre mayoritariamente debajo de los brazos, en las axilas, la espalda, los pies y, por supuesto, las palmas de las manos. Sí, todas estas partes del cuerpo implicadas en el pole dance, ¡qué coincidencia!

¿Qué es la hiperhidrosis?

Ahora bien, aunque la sudoración es esencial para nosotros, también puede manifestarse de manera anormal en algunas personas. Por ejemplo, algunos nacen con la gran ventaja (si es que así se le puede llamar) de producir muy poco de este líquido; sin embargo, otros tienen que lidiar con un cuerpo húmedo en casi todo momento. Cuando pasa esto último, estamos ante un trastorno que se conoce como hiperhidrosis.

Si vamos nuevamente a lo técnico, tenemos que la hiperhidrosis es una condición que causa sudoración excesiva. Por lo general, está relacionada con desequilibrios hormonales, pero la verdad es que existen otras explicaciones. Será trabajo de un médico dar el diagnóstico adecuado.

El hecho es que las personas con hiperhidrosis pueden sudar incluso estando en reposo en una habitación con aire acondicionado o en un día de poca humedad y mucha brisa.

El impacto de la hiperhidrosis en los poleristas

Ciertamente, no suena como una situación nada chévere, y mucho menos cuando amas una disciplina en la que sería genial no sudar en absoluto. Esto debido a que cualquier resbalón podría ocasionar lesiones, desde pequeñas a graves, hasta hacernos perder una competencia.

Recordemos que gran parte de lo que hacemos en pole dance amerita mucha confianza en la barra, así como el mejor agarre posible. Para ello, no solo se necesita entrenamiento y fortaleza, sino también un buen agarre que podría verse entorpecido por la presencia de humedad.

A ello sumamos el tema de la higiene, tan importante en este deporte. Incluso aunque las barras sean debidamente higienizadas, la hiperhidrosis suele generar cierto estigma que puede afectar psicológicamente a las bailarinas. Y no hay peor enemigo del pole dance que la falta de seguridad en uno mismo.

Recomendaciones para practicar pole dance si se padece hiperhidrosis

Lo bueno es que no se trata de una historia trágica ni mucho menos. Como indicamos al principio, hay varias alternativas para solucionar o aligerar el impacto de la hiperhidrosis o sudoración excesiva en el pole dance. A continuación, exponemos algunas de las más efectivas.

Toallas a la mano

La primera lección de pole dance es la higiene, y para cumplir con ella, nuestra primera aliada es la toalla. La llevaremos con nosotros desde el momento en que empezamos con el ejercicio cardiovascular hasta que damos la última voltereta en la barra. Todo aquel que sude en abundancia debería llevar una o dos consigo para las sesiones de entrenamiento.

Alcohol para limpiar las barras

Otra lección de higiene básica es la limpieza de las barras. El alcohol es la sustancia más empleada para dicho proceso, aunque en las academias pueden usar más creatividad, más aún con la pandemia. Como dato adicional, aplicarlo en las manos también puede mantenerlas secas y, por ende, evitar resbalones imprevistos durante la práctica.

Usar guantes y protectores de pies adhesivos

Y así como usamos guantes para practicar en las barras del gimnasio y el parque, podemos hacerlo en el pole dance. Quienes suden en abundancia y apenas estén empezando en la disciplina, pueden verse muy beneficiados de ellos; es una forma segura de desarrollar confianza y de evitar lesiones o quemaduras por resbalarse. De igual forma con los protectores de pies adhesivos, pero asegúrate de adquirir los de mejor calidad posible.

Aclaramos que los guantes no suelen permitirse en las competencias, salvo ciertas excepciones. Por ejemplo, que el o la competidora en cuestión presente un informe médico que haga constar que padece hiperhidrosis.

Usar complementos para mejorar el agarre

Si ha habido un invento útil dentro de una disciplina han sido los complementos de agarre que se usan en el pole dance. Existen muchos productos, entre los cuales destacan iTac, Mighty Grip, así como otros populares en el exterior como Dirty Girl Poletice y Driclor.

Algunos ni siquiera son inventos especializados, sino sustancias que tomamos prestadas de otras áreas. Por ejemplo, la tiza pulverizada. ¿Recuerdas cómo te resecaba las manos después de pasar a la pizarra en la escuela? Pues bien, puede ser muy útil para evitar resbalones por sudoración en el pole dance. Incluso usar antitranspirante seco en las manos.

De esto ya hablamos en una oportunidad pasada, así que haz clic aquí y descubre algunas recomendaciones para mejorar el agarre en caso de sudoración excesiva.

Evita usar cremas

Y, por último, las cremas y aceites cosméticos están desaconsejados. Si bien ambos grupos de productos pueden hacer lucir nuestro cuerpo literalmente radiante en el baile, es poco lo que pueden aportar a nuestro desempeño.

Tanto las cremas como los aceites pueden volver nuestra piel resbalosa en contacto con la sudoración y esto solo resultaría en tener que parar el entrenamiento para darse una ducha y limpiar las barras con alcohol. Definitivamente no queremos eso.

Entonces, ¿se puede practicar pole dance si se suda mucho?

Como habrás notado, las recomendaciones para la práctica de pole dance en casos de hiperhidrosis o sudoración excesiva no son muy diferentes de las que se dan a cualquiera que inicie en este deporte. Se trata de acciones preventivas y de higiene básicas que debemos tener presentes en todo momento.

Si la condición resultara muy molesta, la medicina casi siempre tiene algo más que aportar. Por ejemplo, existen tratamientos contra la hiperhidrosis con mucho potencial de funcionar; entre ellos, las inyecciones de botox.

Pero estos deben ser indicados por un especialista después de hacer la correcta evaluación del caso. Recordemos que la sudoración también permite eliminar toxinas que podrían resultar muy nocivas para nuestro cuerpo.

Entonces la respuesta a si se puede practicar pole dance si se padece hiperhidrosis es “sí, totalmente”. Aunque también es cierto es que quizás no resulte tan fácil desarrollar confianza en la barra y la fuerza de agarre; pero nada que el empeño, la disciplina y una guía adecuada no puedan solucionar a lo largo del tiempo.

Ahora nos gustaría romper aún más el hielo y conocer las experiencias de nuestros lectores. ¿Has tenido problemas con la sudoración al practicar pole dance? Si es así, ¿cómo te las has ingeniado para seguir en la barra? Recuerda que tu experiencia también podría ayudar a otros poleristas en una situación similar. ¡Esperamos tu comentario!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *