Lun. May 16th, 2022

Deb Roach es una mujer llena de vida, llena de fuerza y actitud. Se describe a sí misma como “sin pelos en la lengua”. Pero eso no es lo que hace que esta chica destaque, ella lo hace porque es una poledancer con un solo brazo quien, a pesar de esta condición que tiene desde nacimiento, ganó una importante competencia de pole en su país.

Originaria de Sidney, Australia, siempre ha amado la danza e incursionó en patinaje artístico a la edad de siete años, obteniendo en una oportunidad el 3er lugar en una competencia. Ya en su adolescencia tuvo la oportunidad de ver una presentación artística de pole dance en un club y quedó enganchada, retándose a sí misma a realizarlo, a pesar de no poseer un brazo.

Hoy en día entrena con Bendy Kate y sigue trabajando para invertirse sin ayudarse con el pie. “Empecé poco a poco con el pole, trabajamos en tubos de 50 mm de diámetro y me tomó seis semanas aprender a trepar. Podía girar sin problemas, sostenerme con las piernas, agarrarme y soltarme”, explica Deb, quien además añade que tardó 18 meses en aprender a invertirse, no por falta de fuerza, sino porque la técnica para hacerlo con un solo brazo es diferente que si tuviese dos.

A pesar de las dificultades Deb logró ganar la competencia Ultimate Pole Championship en el año 2012, en la categoría de discapacitados y entre sus próximas metas se encuentra el presentarse en PoleArt en Helsinki y en Londres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *