Mié. May 18th, 2022

Hoy en día conocemos decenas de academias de pole dance en Venezuela, pero alguna tuvo que ser la primera y esa fue Joy Pole Dance, fundada en 2005 por Joy Almenara y con sede en el Centro Comercial Plaza las Américas de Caracas. No sólo fue la primera en nuestro país sino la segunda en toda Latinoamérica, como admiten ellos mismos en su cuenta de Twitter @joypoledance.

Y es que esta academia fue pionera en muchos ámbitos porque fueron los encargados de crear la primera competencia de pole dance en Venezuela: Miss Pole Dance Venezuela en el año 2010, la cual ha tenido hasta la fecha cuatro ediciones. Desde entonces el boom del pole ha sido evidente, rompiendo tabúes y consolidándose en diversos estados del país.

Además, en representación de la academia Joy Pole Dance, Romina D’Addio – actual directora de VIP POLE & FITNESS STUDIO – nos representó por primera vez en suelos internacionales en esta disciplina en el año 2009, participando en el 1er Suramericano de Pole en Buenos Aires, Argentina. Hoy en día ya han sido numerosos los atletas que han llevado el nombre de Venezuela en alto en competencias en diversos países.

¿Y cómo inició el pole en el mundo?

Esta es una pregunta que muchas personas suelen hacerse y hay varias historias que coinciden y divergen en varios puntos. Hace poco conversamos con Carlos Poliakoff – creador de Pole Mode On en Buenos Aires, Argentina y a quien le dedicaremos una nota propia más adelante – quien nos confesó haber realizado una investigación exhaustiva sobre el origen del pole dance en diversas bibliotecas. «Empieza en la dinastía Han en China», dice Carlos, «en la que habían guerreros con lanzas de dos metros de largo con dos puntas que buscaban refugiarse en una oportunidad en un templo. La condición que les dieron fue cortar las puntas de las lanzas». Indica que poco a poco estos guerreros se volcaron al budismo y comienzan a utilizar sus lanzas para hacer poses de yoga con las que tocaban partes puntuales del cuerpo de modo terapéutico a nivel emocional y físico.

Por supuesto que después de esto deriva el Mástil Chino. Lo que nosotros no tenemos claro en Pole Dance Venezuela es cómo pasó de este origen tan espiritual a las carpas de circo en las que bailarinas se apoyaban de los tubos de soporte de las mismas para hacer movimientos sexy, lo que luego se convirtió en un must en bares de strippers. Quizás la influencia de la reconocida poledancer norteamericana Pantera Blacksmith tenga algo que ver. En 1999 inició su carrera como bailarina exótica, a través de la cual se enamoró del pole, según Pole Dance Community. Pasó varios años perfeccionando su arte con reconocidos gimnastas y bailarines y en un DVD (Pole Tricks 101) que publicó en 2004 aparecen por primera vez los nombres de pasos que hoy conocemos como Géminis, Ayesha y Brass Monkey.

¡Si tienes más información sobre el inicio del pole en el mundo te invitamos a compartirla!

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *