Dom. May 22nd, 2022

Como en cualquier actividad física, el Pole Dance requiere de una hidratación adecuada antes, durante y después del entrenamiento. Hoy decidimos regalarte estos 5 resumidos y cómodos tips para que mantengas tu cuerpo en línea en todo momento.

  1. Bebe al menos 8 vasos de agua al día: la idea es preparar tu cuerpo para las horas del entrenamiento, por eso debes mantenerlo en constante hidratación. Incluso los días en los que te quedas en casa nunca está de más tomar agua.

  2. La sed no es una buena señal: no esperes sentir la necesidad de tomar agua para hacerlo pues es probable que ya sea demasiado tarde. Cuando nuestro cuerpo nos pide agua es porque ya sus reservas están agotadas.

  3. El agua es lo mejor: una bebida energética, aunque promete muchos beneficios, nunca igualará a los que puede darte un vaso de agua.

  4. Lleva una botella de agua al entrenamiento: mantenla cerca de ti y toma cada vez que puedas, puedes planear una cantidad de pausas para hacerlo.

  5. Empieza y termina el día con un vaso: nada mejor que empezar el día con un vaso de agua en ayunas y terminarlo con otro más. Esto te traerá múltiples beneficios que lograrás descubrir muy pronto.

¿Conclusión? Toma agua cada vez que puedas, al practicar una disciplina como el Pole Dance necesitas cuidarte de todas las formas posibles. No subestimes el sudor, el cansancio y las ganas de parar para tomar un poco de agua, ¡escucha a tu cuerpo!

Tip de ñapita: Pesate antes y después de hacer tu clase de Pole Dance. El peso que rebajaste equivale al total en litros que deberías consumir en agua durante el entrenamiento.

 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *