Mar. May 17th, 2022

“Mientras más entrenamos, es mejor”, esta premisa no es cierta. Nuestro cuerpo requiere de un tiempo prudencial para recuperarse. Sin importar la intensidad del entrenamiento, ¡debes descansar!

Bien sea con el Pole Dance, o cualquier otro deporte, si notas algunas de estas 5 señales, debes parar y tomar un respiro:

  1. Entrenar los siete días de la semana, eso no está bien. Sin importar la variedad de los ejercicios que realices, si requiere esfuerzo físico igual le estás exigiendo a tu cuerpo.
  2. Sientes un dolor constante en tu cuerpo, es normal por un par de días si empiezas con una nueva actividad pues tus músculos buscan acostumbrarse pero, si esos dolores son constantes y no ceden, podrían convertirse en una lesión.
  3. Vives cansado/a, el ejercicio debe ser una forma de recobrar energías. Si lo haces en exceso sucederá el efecto contrario.
  4. Tu vida social ha disminuido, una cosa es enfocar tu atención al crecimiento de la disciplina que practicas y otra muy distinta es dejar de un lado tu vida por esta razón.
  5. El rendimiento ha bajado, si tu cuerpo no recarga energías, ¡nunca podrás dar el 100% de ti! Lo notarás cuando tu capacidad física empiece a disminuir.

Cuando tus entrenamientos se llenan de aburrimiento, ¡ya no es bueno! Debes tomar al menos dos días de tu semana para descansar, relajarte y hacer otras actividades que distraigan tu mente.

Las pasiones no son obsesivas, ¡son divertidas y llenas de entusiasmo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *