Home Pole Dance ¿Cómo sobrevivir al pole giratorio?

¿Cómo sobrevivir al pole giratorio?

0 3740
¡Comparte el amor por el pole!

Como pole dancer seguramente ya habrás intentado realizar algunas figuras y transiciones en el pole giratorio, o por lo menos ya lo has visto, bien sea en videos o hasta en persona, y de seguro que te parece impresionante, pero también te asusta. Es totalmente normal, mi primera experiencia con el pole giratorio no fue muy buena, de hecho me costó mucho volverlo a intentar, pero con tips de mis grandes entrenadoras pude afrontar este pequeño miedo que le tenía al pole giratorio y puedo decir con toda sinceridad que ahora me gusta tanto como el pole estático. Así que no temas, te ayudaré a que pases la prueba y sobrevivas al pole giratorio.

Es muy importante saber que seguramente te vas a marear las primeras veces, pero si lo practicas constantemente ese mareo irá disminuyendo poco a poco. Por otro lado, tú eres la que controla el pole giratorio, así que no dejes que éste te controle a ti (esto me recuerda a mi entrenadora gritando “¡contrólalo!” mientras yo no dejaba de girar y ya había olvidado la figura que iba a hacer). Si mantienes tu cuerpo de forma vertical harás que el pole gire más rápido, cuando colocas tu cuerpo de forma horizontal el pole va a disminuir la velocidad. Además de esto, debes mantener a tu mente calmada, así estarás despejada y recordarás la figura o transición a realizar, lo que nos lleva, en pocas palabras, a controlar cuerpo y mente.

Luego de bajar del pole giratorio vas a sentir como si todo tú alrededor se estuviera moviendo. Para quitar esa sensación, no te sientes, aunque sea lo primero que pienses hacer, al contrario da pequeños saltos en un solo sitio para estabilizarte. Una de las cosas que también me ayudó a sobrevivir al pole giratorio era pensar que tenía que realizar la transición completa para bajarme y al fin dejar de girar, porque si dejaba que el miedo me dominara y detenía el pole, mi entrenadora me hacía volver a comenzar de nuevo, así que no tenía otra opción sino girar, hacer mi figura completa, bajar y dar salticos.

Por último, aunque no lo creas, hay muchas transiciones que el pole giratorio te ayudará a realizar sin tanto esfuerzo como tendrías que hacerlo en el pole estático. Los giros, por ejemplo, te permitirán posicionar tu cuerpo de manera más fácil, así que mi último consejo es: pierde el miedo, y ya que te atreviste a “volar” en el pole, atrevéte a girar.

Vicky Gámez

 

¡Comparte el amor por el pole!

NO COMMENTS

Leave a Reply