Home Pole Dance Algunas lesiones físicas que podrían impedirte hacer pole

Algunas lesiones físicas que podrían impedirte hacer pole

0 2693
¡Comparte el amor por el pole!

Ya has escuchado sobre el pole dance, te llamó la atención y decidiste empezar a practicar este deporte, pero justamente en este momento presentas una lesión física y no sabes si esto te impedirá unirte a la comunidad polerina. A continuación se mencionarán algunas lesiones físicas que imposibilitan por completo la práctica de este deporte, así como otras que no te impiden hacer pole pero que sí te dificultará un poco el entrenamiento.

Las lesiones son alteraciones anormales que se detectan y observan en la estructura o morfología de una cierta parte o área de la estructura corporal, puede ser causada por algún golpe, herida o enfermedad.

Si presentas hernias discales ya sea cervical o lumbar, en caso de tener sintomatología aguda, no es recomendable que practiques pole dance debido a que en la realización de algún giro o inclinación, especialmente si es cercano a la vértebra lesionada, podría implicar un estrés adicional en la columna vertebral y agravar la lesión.

Asimismo, se recomienda que las personas con lesiones del manguito rotador no lleven a cabo la práctica de pole, ya que éste deporte tiene mucha exigencia sobre el hombro al realizar los giros y suspenderse de forma extrema sobre el mismo. Las lesiones del manguito rotador son comunes e incluyen tendinitis, bursitis y lesiones como desgarro.

De esta misma manera, si hace poco tuviste algún desgarro muscular sobre todo en miembros superiores, es mejor que te recuperes por completo antes de proseguir con tus prácticas habituales de pole, ya que cuando se tiene un desgarro muscular no se debe realizar ninguna actividad que aumente el flujo sanguíneo de forma considerable en la zona dañada para su pronta recuperación.

Si se sufre de una tendinitis aguda, como por ejemplo la tendinitis del supraespinoso, podría dificultar el entrenamiento de pole ya que este deporte implica la elevación sostenida del brazo y al sufrir de esta lesión eso es justamente lo que debes evitar. De igual manera, si presentas tendinitis en los dedos lo mejor es que no practiques pole por lo menos hasta que te recuperes ya que al hacer los agarres en la barra, además de causar dolor, podría ocasionar daños mayores a los tendones.

En el caso de que presentes un esguince bilateral de muñeca, se te recomienda que no practiques pole hasta que te sientas mejor. Una vez que el dolor haya pasado puedes empezar tu entrenamiento pero con mucho cuidado, calentando bien la zona afectada y con el apoyo de muñequeras que te protegan de un posible mal movimiento.

Por otro lado si tienes más de tres meses de embarazo lo recomendable es no hacer pole dance, y si te realizaron algún tratamiento quirúrgico deberías esperar por lo menos cuatro meses de reposo para empezar a realizar alguna actividad física, incluyendo el pole.

De todas formas se te recomienda que si presentas algunas de estas lesiones antes mencionadas acudas a tu médico de cabecera y consultes con él ésta decisión ya que él sabrá con exactitud la gravedad del asunto y podrá tener más base sobre si puedes practicar pole dance o no. También se te recomienda que si en algún momento sufriste de alguna lesión pero ya te has recuperado, cuando empieces tus clases de pole le comuniques a tu instructora específicamente que lesión presentaste para que ésta pueda estar pendiente y tener la opción de modificar algunos ejercicios a realizar para que así evites recaer nuevamente en dicha lesión.

Vicky Barrios

¡Comparte el amor por el pole!

NO COMMENTS

Leave a Reply

Current ye@r *